Web médica
Tienda
Blog

+34 900 300 255

Rehabilitación de Prótesis de Cadera


Rehabilitación de prótesis de cadera

 
La colocación de una Prótesis de Cadera (artroplastia) es una de las intervenciones quirúrgicas más gratificantes para el paciente que sufre de artrosis de cadera (coxartrosis) que se manifiesta con un desgaste de los cartílagos, dolor y limitaciones en la movilidad articular. Gracias a los adelantos tecnológicos las prótesis cada vez están más personalizadas y adaptadas a  la geometría de la cadera. Esta intervención suprime los dolores producidos por la artrosis y confiere una movilidad satisfactoria a la cadera, mejorando la calidad de vida.
 
La rehabilitación se hace en dos fases: durante la hospitalización y después de la hospitalización.
 
La primera fase hospitalaria dura unos 8 días y es importante el interés del paciente para levantarse el mismo día, evitando así problemas circulatorios y urinarios. También en este momento podemos realizar movilizaciones y ejercicios contra ligera resistencia y por último marcha con andador, barras paralelas y dos muletas.

Una vez se sale del hospital y bajo la pauta del médico, se puede venir a hacer la segunda fase de la  rehabilitación en nuestro centro de talasoterapia. Aquí se puede realizar la rehabilitación con nuestras fisioterapeutas en la cabina, en la zona de gimnasio, en los jardines…, donde mejoraremos la marcha y ganaremos en seguridad y confianza.
 
Entre el 8º  y 15º días proponemos hacer movilizaciones de la cadera, contracciones isométricas suaves de grupos musculares como glúteos mayor y medio, cuadriceps, isquiotibiales. En caso de prótesis cimentada podemos pasar a una muleta y en el caso de que no esté cimentada les recomendamos un poco de paciencia ya que tendremos que usar las dos muletas durante seis semanas. En este momento podemos empezar a realizar tratamientos como la electroestimulación por aplicación del Compex, que reforzará y tonificará el cuadriceps.
 
A partir del día 15 incorporamos la bicicleta, trabajo en carga, obstáculos, equilibrio y propiocepción (corrección de la marcha). Cuando la cicatrización lo permite iniciaremos el trabajo en nuestra piscina de agua del mar, donde los ejercicios nos darán un doble beneficio: por un lado tendremos más movilidad debido a que en el agua de mar nuestro cuerpo pesa 80% menos y tonificaremos los músculos contra la resistencia del agua, trabajando el equilibrio sin ningún riesgo.Y por otro el agua caliente a 36 grados nos relajara la musculatura de la  pierna y resto del cuerpo, lo que nos llevará a encontrarnos más confiados, más animados y con mejor forma física con lo que nuestra recuperación será más efectiva y rápida.
 
Para terminar les vamos a dar unos pocos consejos sobre precauciones y movimientos prohibidos para evitar la luxación de la prótesis:
 
  • sentarse en silla alta y firme, prohibido el sillón bajo.
  • para levantarse: estirar la pierna operada y levantarse con apoyo en la otra
  • no cruzar la pierna operada sobre la otra (no aducción)
  • calzarse sentado, con las manos entre las piernas, o pedir ayuda
  • elevar el WC
  • para los giros: girar las piernas y el tronco a la vez
  • no inclinarse para recoger un objeto del suelo, pedir ayuda o utilizar pinzas o un recogedor
  • utilizar pinzas para ponerse los calcetines, o pedir ayuda
  • una infección, sin importar su localización, puede contaminar su prótesis! 
  • Consulte su médico para cualquier duda que pueda surgirle!!!
 
×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar