¿Por qué y para qué queremos perder peso?

  • El: 10.05.2012 10:50:42

En los últimos días han llegado a mis manos diversos artículos relativos a una nueva forma de perder peso. La dieta basada en la “Nutrición Enteral Proteica”, NEP, también conocida en España como la “Dieta de la sonda”. Esta terapia de adelgazamiento se basa en que el paciente se alimenta exclusivamente de una solución proteica mediante una sonda que se inserta en la nariz, y es la que se ha venido aplicando a pacientes en coma u otros enfermos que debido a diversas causas están imposibilitados a llevar una alimentación normal. Durante 10 días la persona que se somete a este tratamiento debe estar con la sonda naso-gástrica, y portar una mochilita que contendrá la solución nutritiva, ya que todo alimento que su cuerpo va a recibir será mediante esta vía. Promete una pérdida de un máximo de un 10% del peso corporal en 10 días. Es decir, una mujer de 80 kilos puede perder hasta 8 kilos si hace este tratamiento. Pero, ¿vale la pena someterse a este tratamiento calificado por algunas asociaciones expertas en materia nutricional como agresiva y descabellada? Para responder esta pregunta yo peguntaría previamente al paciente ¿para qué quiere adelgazar? Que se incluya en uno de estos dos grupos: - Grupo A: Busco una pérdida ponderal de peso rápida, en un tiempo muy limitado ya que tengo algún acto social determinado y quiero bajar 1 o 2 tallas para entonces. No me importa que sea una pérdida de peso puntual y luego volver a subir. Tengo fuerza de voluntad y me someto a todo, pero solo por un tiempo determinado. - Grupo B: Busco una pérdida de peso estable, que se mantenga en el tiempo, soy una persona que entiende que un cambio persistente no se consigue rápidamente. Lo que quiero no es perder 6 kilos en un mes, sino, no volver a subir el peso que he perdido bien sea 1 kg. o 10. No quiero tener sobrepeso u obesidad nunca más. Se que si quiero mantener el peso conseguido después de uno o dos años tras el tratamiento, requiere un cambio de hábitos y realizar alguna actividad física de forma diaria. Novias, empresarios con algún acto social,… se decantarían por la primera opción. Hay que ser realistas, perder mucho peso, en poco tiempo y no sufrir, puede ser viable con esta terapia de adelgazamiento, pero porque no, también con una liposucción o estar a base de batidos proteicos un tiempo determinado. Que me decida por éste u otro método, siempre que no sea peligroso para la salud, solo nos implica conocer que será una pérdida puntual y que probablemente se recupere todo el peso perdido. Si se acepta esto, ningún problema. Yo me decanto, no obstante, por la opción B. Busco que mis pacientes, que nos visitan en El Palasiet año a año, vengan cada vez con algunos kilitos menos, que se vayan de nuestra casa con fuerzas para afrontar un nuevo reto, no hace falta que sea un propósito enorme que solo cumpliremos durante un mes. Prefiero no ser tan exigente, y proponer un pequeño cambio saludable (andar 1 horita 2-3 veces por semana?, tomar el dulcecito o la copita solo en fin de semana?, probar nuevas recetas algo más ligeras?). Aceptemos que modificar algunos de los hábitos tan arraigados en nuestras costumbres supone un esfuerzo, pero si no pretendemos hacerlos todos de golpe, y vamos adaptándolos a nuestra vida diaria, si somos más flexibles y sabemos compensar nuestros excesos, seguro que no en 10 días, pero si a lo largo de muchos años perdemos y mantendremos no 10, sino muchos más kilos de pérdida

Dieta sana en el hotel termas marinas el palasiet

Dietas saludablesIrene Dominguez es especialista en dietética y alimentación en el hotel balneario talaso Termas Marinas El Palasiet de Benicassim