El Instituto de Tecnologia Ceramica: que inventen otros

  • El: 17.01.2012 23:58:17

El Patronato del Instituto de Tecnología Cerámica, hoy en riesgo de desaparecer por la crisis económica, se constituyó el día 11 de octubre de 1982, una vez aprobados sus estatutos en sesión plenaria de la Diputación Provincial el día 30 de septiembre.

El Patronato que iba a gestionar el Instituto de Tecnología Cerámica estaba integrado por ocho representantes de la Diputación como vocales y nueve más en representación de la Cámara de Comercio, Asociación Española de Fabricantes de Azulejos, Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas y Esmaltes Cerámicos, Cajas de Ahorro de Castellón y Valencia, Patronato del Colegio Universitario de Castellón, entonces adscrito a la Universidad de Valencia, Universidad Politécnica de Valencia y Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria Cerámica.

Dicho Patronato estaba presidido por el Presidente de la Diputación, D. Joaquín Farnós Gauchía, y su fin genérico era la coordinación y desarrollo de todo tipo de actividades relacionadas con la tecnología cerámica y, en especial, lo referente a la investigación, control de calidades, asistencia teórica y labor docente de preparación y formación de especialistas en la materia.

Al conocer la noticia de que el Instituto de Tecnología Cerámica está en trance de desparecer recuerdo que en el acto inaugural del Patronato uno de los intervinientes, D. José Luis Breva dijo: “espero que este magnífico Patronato no se quedará en un simple proyecto”.

Estos días al leer en la prensa la situación agónica que atraviesa el Instituto de Tecnología Cerámica siento especial dolor, ya que mientras se está hablando en todas partes de incrementar el I + D, en nuestra provincia el Instituto de Tecnología Cerámica está a punto de desaparecer.

Ya en 1982 era muy fácil deducir que cualquier país del mundo es capaz de fabricar azulejos. Razón por la cual había que ser líderes en tecnología cerámica. Pero una vez más hemos sido fieles al dicho de Unamuno: “que inventen otros”.

Desde estas líneas quiero hacer un llamamiento a las Administraciones para que salven el que es nuestro centro de investigación más reconocido internacionalmente, de cuyos frutos está beneficiándose nuestra principal industria y que ha permitido su constante innovación y progreso.

Joaquín Farnós Gauchía. Senador Constituyente Miembro de la orden constitucional y propietario del balneario de talasoterapia Termas Marinas El Palasiet de Benicassim