Indignados los que hicimos la Costitucion

  • El: 13.12.2011 17:15:56

Muchos ciudadanos no saben quienes somos los parlamentarios constituyentes. Somos los diputados y senadores, elegidos en las primeras elecciones democráticas celebradas en España tras cuarenta años de dictadura, que tuvimos el mandato popular de elaborar una Constitución que se ratificaría por referéndum en el año 1978 y que afortunadamente aún está hoy en vigor. La elaboración de la Constitución se debió fundamentalmente a Su Majestad el Rey, a sus arquitectos, que fueron Torcuato Fernández Miranda y Adolfo Suárez, y sobre todo el pueblo español que la refrendó mayoritariamente. Pasados más de treinta años de su aprobación, ahora en el año 2011, con la peor coyuntura económica y social que ha conocido España desde la Transición, quiero manifestar que, en estos últimos años, desde que se fue el presidente José María Aznar ?a quien nadie echó, no como ahora a José Luis Rodríguez Zapatero, quien sí le echa su partido-, nuestra Constitución es violada y vulnerada, especialmente por el gobierno socialista. Y eso que vamos por la octava constitución, ahora que estamos celebrando los 200 años de la primera, que se promulgó en 1812, la conocida como La Pepa?.

Y nos jugamos nuestra octava carta magna cuando algunos países de nuestro entorno democrático han tenido solo una. Nosotros, los españoles, vamos a por la octava.

Es verdad que el actual estado autonómico ha fallado en muchos aspectos, como el de facilitar las tentaciones soberanistas de algunas comunidades y promocionar el despilfarro. Quizá los parlamentarios constituyentes nos equivocamos, pero hay que tener en cuenta que ha resistido treinta y tres años. Es necesario rediseñar la actual estructura autonómica, poner sentido común y desterrar para siempre las opciones anticonstitucionales y que sólo pretenden romper el proyecto común de España.

Todos estamos indignados. Y algunos, como yo, mucho más y con más motivos, ya que dedicamos más de dos años de nuestra vida, dejando en segundo plano a nuestras familias y nuestra profesión, para darle a España una Carta Magna que facilitase la convivencia entre los españoles.

Y ahora, pasados treinta años, es triste ver como en España existe pobreza, paro, leyes anticonstitucionales, una justicia dependiente de los partidos políticos, estatutos de autonomía anticonstitucionales y un Tribunal Constitucional al dictado del gobierno de turno.

Ha sido todo tan increíble que hoy cualquier ciudadano de buena fe tiene dudas fundadas sobre lo que pasó el 11 de marzo de 2004. Nadie entiende por qué ETA está en las instituciones, con Bildu gobernando en corporaciones tan importantes como el Ayuntamiento de San Sebastián y las Juntas Generales de Guipúzcoa. Y resulta paradójico ver cómo protestan algunos porque EE UU cazó a Bin Laden y aquí a los terroristas los hacemos alcaldes o presidentes de diputaciones.

Espero, que con el PP, en el que militamos muchos políticos que hicimos la Transición, que lo cambie todo en los primeros 100 días. Espero que Mariano Rajoy devuelva la independencia a los jueces, que el Tribunal Supremo sea el supremo tribunal, como su nombre indica, y no una institución a las órdenes del Tribunal Constitucional, que debe ser totalmente modificado. Espero que Rajoy cambie los actuales sindicatos verticales, la patronal y la financiación de los partidos políticos, etc. y sobre todo que dé solución al tema autonómico, que desde su creación ha sido un error político y un asalto (con chantaje) al Gobierno de España.

Nuestra única defensa es mantener la Constitución de 1978 y ello va a ser difícil con esta clase política y sin ni siquiera Fuerzas Armadas ejército que como dice la Carta Magna tienen como misión salvaguardar la integridad del territorio nacional y el cumplimiento de la Constitución. Como senador constituyente tengo derecho a estar indignado.

Joaquín Farnós Gauchía. Senador Constituyente Miembro de la orden constitucional y propietario del balneario de talasoterapia Termas Marinas El Palasiet de Benicassim