La magia del Bartolo

  • El: 16.11.2011 17:55:33

Muchos de nuestros clientes nos preguntan a menudo por lugares para visitar en el perímetro de Benicassim.

Yo como recepcionista del hotel balneario talaso Termas Marinas El Palasiet me decanto por dos:

- La vía verde, sobre la que ya hablamos en otro de nuestros anteriores artículos

- La subida al Bartolo, de la que les hablaré a continuación

El itinerario que les recomiendo, saliendo del hotel Termas Marinas El Palasiet es recorrer la Avenida Barcelona hasta que nos obliga a desembocar en la Calle Santo Tomás. La recorremos hasta que cambia de nombre por el de Avenida Castellón. Giramos a la derecha en la calle Desierto y tomamos la avenida Monte Molino que nos inicia en la subida al Desert de les Palmes.


Les sugiero dejar el coche cuando llegamos a la explanada de la gran cruz y allí tomar el sendero que nos llevará hasta la Ermita y las Antenas de lo alto de la montaña.

Para mí todas las subidas o ascensiones tienen algo mágico, algo místico. Pero la subida al Bartolo es magia pura. Cuando empezamos la ascensión un halo mágico nos envuelve en su pedregoso camino. Es un halo especial entre lo etéreo y lo material, entre lo visible y lo invisible. Uno cuando va subiendo nota que se le abren los ojos del alma, estado imposible de captar en situaciones de estrés, que mientras subimos, vamos abandonando.

Si la subida la realizamos en otoño, multitud de arbustos de madroño nos acompañan en nuestra subida; invitándonos a degustar ese fruto que nos dará una fuerza mágica necesaria para atacar la pendiente.

Tras casi una hora de ascensión llegamos a la gran Cruz del Bartolo que nos indica que estamos llegando a la cima. Es probable que la niebla oculte la Santa Cruz abriéndose un panorama mágico ante nuestros ojos.

También en la cima encontramos la Ermita de San Miguel con la colosal imagen del santo matando al dragón y las antenas de televisión que nos indican que hemos subido al punto más alto de 736 metros sobre el nivel del mar.

 

Desde allí la vista es impresionante de la Plana, con Castellón a la derecha, Benicassim en frente a la izquierda y presidiéndolo todo silencioso el inmenso mar Mediterráneo.

La bajada la recomiendo hacerla por la parte sur donde multitud de vericuetos recorren el mágico monte y podemos en sus bosques dignos de cuentos de hadas podemos encontrar árboles que han tomado todo tipo de formas debido a los frecuentes vendavales.

Una vez abajo les recomiendo visitar la ermita de les Santes y el Convento Viejo del Desert de les Palmes y para recuperar fuerzas después de la caminata les aconsejo degustar un sabroso plato de arroz en el restaurante Desierto de las Palmas, antes de la vuelta a nuestro balneario de Benicassim.