LOS ROMANOS Y LA TALASOTERAPIA

  • El: 19.07.2010 22:45:05
El gran Galeno sigue los pasos de Hipócrates también en lo que a importancia de los baños se refiere. Para él también tienen un elemento purificador, combina el efecto del agua con el uso de jabones, perfumes y aceites como elementos complementarios para encontrar los efectos por él buscados.
Entre los romanos la afición por los baños superó a la de los griegos, creando infinidad de termas. Ya los griegos habían hecho de los simples baños en el mar toda una cultura creando instalaciones y dotándolas de un poder divino. Pero esta filosofía llega a su máxima expresión con los romanos. En Roma casi todas las grandes ciudades disponían de unas termas públicas.
En cuanto a las afecciones más curadas con las aguas eran los problemas reumáticos, las enfermedades de los ojos y la limpieza de las vísceras. Plinio hace una descripción de cómo las personas permanecían horas sumergidas, tal como hoy en día se hace en los centros de talasoterapia. Quintus Sanmonicus emplea el agua del mar en las afecciones articulares
Había varios tipos de edificios: los balneum (de reducidas dimensiones) y los thermaae
(lujosos y grandes edificios) en ambos se podían usar las aguas marinas. Pero es, sobre todo, en los Aquae donde se halla el antecedente de nuestros balnearios actuales.
Las termas públicas, además de su papel curativo, también tienen un papel social de recreo y relajación. Por ello se puede decir que las termas romanas fueron las auténticas predecesoras de las terapias balnearias actuales.