TAI CHI CHUAN O EL ARTE DEL PUNYO SUPREMO

  • El: 31.10.2011 19:09:47

   Aunque son muchas las hipótesis sobre los orígenes del Tai Chi Chuan, nadie parece saber a ciencia cierta como surgió. La más popularmente aceptada es la que nos remite a la leyenda relacionada con el monje taoísta Chang San Fena.

   Cuenta la leyenda que éste sacerdote, se encontraba en el retiro taoísta de Wu. Tang, cuando presenció la lucha entre una serpiente y una grulla.

   La estética de esta singular lucha inspiraría al monje a modificar el Kung Fu de Shaolín relativamente duro y a desarrollar un estilo más suave que más adelante se convirtió en Tai Chi Chuan.

Tai: “Supremo insuperable” en sentido literal y en sentido figurado “El Cosmos”

Chi: Energía Universal

Chuan: Tiene más que ver con el boxeo: Puño.

   Aunque sea un arte marcial, no podemos olvidar que la filosofía del Tai Chi Chuan no surgió de los guerreros y militares, sino de maestros taoístas, cuyo objetivo consistía en prolongar la vida y alcanzar la inmortalidad.

   De este modo, aunque el Tai Chi Chuan nos remita etimológicamente al boxeo, su práctica de movimientos lentos y suaves nos lleva a una meditación en movimiento.

   Así como existen otras formas de meditación, en las que el cuerpo adopta un papel pasivo, la parte física en el Tai Chi resulta clave, y deberíamos entenderlo cómo una unión entre mente y cuerpo en movimiento.

   Los grandes maestros han recalcado que la importancia del Tai Chi radica en sus aspectos internos, más que en su forma externa.

   Poseedor de una rica filosofía, casi siempre expresada en lenguajes poético, en esta práctica cada movimiento y cada posición se intensifica desde la conciencia con un estado anímico sereno.

   La interdependencia del cuerpo y la mente, fundamentalmente para el pensamiento tradicional chino, llega a su máxima expresión en esta disciplina.

Artículo escrito por la profesora de Tai Chi, Mercedes Ruiz Alonso, del balneario de talasoterapia Termas Marinas El Palasiet de Benicassim